/ Nicolás Panno

Bio
  • Tokio y sus sabores

    Konbinis, restaurantes, locales a la calle y cafés con animales forman parte de las diversas maneras de alimentarse en Tokio.

  • Dubai, un espejismo reluciente en pleno desierto

    En la última década el emirato ha emergido como un referente turístico a nivel mundial, captando la atención de millones de viajeros. Aquí las fastuosas construcciones y la admirable ingeniería económica conviven con las arraigadas tradiciones árabes, entregando una experiencia de matices diversos y única en el orbe.

  • Tokio, los secretos de la gran ciudad pop

    Si una de las máximas de viajar consiste en estar entretenido, la antigua Edo parece imbatible. Desde la comida y los pequeños desfasajes culturales hasta el consumismo y el frenesí nocturno, no hay manera de permanecer indiferente en una ciudad que propone el aceleramiento de los sentidos. Todo acompañado por una infraestructura impecable y la amabilidad de los locales.

  • La gran ciudad pop

      Si una de las máximas de viajar consiste en estar entretenido, la antigua Edo parece imbatible. Desde la comida y los pequeños desfasajes culturales hasta el consumismo y el frenesí nocturno, no hay manera de permanecer indiferente en una ciudad que propone el aceleramiento de los sentidos. Todo acompañado por una infraestructura impecable y la amabilidad de los locales.  

  • Desembarco en tierras fascinantes

    Hacia el noroeste de París se despliega un territorio que rezuma una gran cantidad y diversidad de puntos de interés. El inigualable Mont Saint-Michel, los jardines impresionistas de Monet, pueblos delicados frente al mar y los ecos de las batallas durante la Segunda Guerra Mundial, son solo selectos ejemplos de una región que tiene de todo.

  • Berlín experimenta una segunda juventud

    Más allá de su perenne atractivo histórico, en los últimos años la capital alemana se ha transformado en faro cultural para jóvenes, artistas y emprendedores, dotando a sus barrios de propuestas innovadoras y una atmósfera relajada. Proponemos un recorrido por esos sitios que están a la vanguardia de todo para redescubrir Berlín desde una nueva perspectiva.  

  • Un paraíso perdido en medio del Pacífico

    Un joven maorí sopla el extremo de una caracola, cuyo interior espiralado retumba emitiendo un sonido grave y audible desde cientos de metros. Se trata del llamado de la Polinesia a los viajeros, invitados a redescubrir un destino de playas prístinas, aguas turquesas y una cultura tan rústica como atractiva. Este singular destino contiene una carga de exotismo y ensoñación difícil de equiparar. Es que su aislamiento geográfico, la preservación del entorno natural y la milenaria cultura maorí conforman un combo imbatible al momento de convocar a viajeros aventureros y no tanto.

  • Un espejismo reluciente en pleno desierto

    En la última década el emirato ha emergido como un referente turístico a nivel mundial, captando la atención de millones de viajeros. Aquí las fastuosas construcciones y la admirable ingeniería económica conviven con las arraigadas tradiciones árabes, entregando una experiencia de matices diversos y única en el orbe.