Perú

El Camino del Inca que se corona en Machu Picchu

El destino más visitado de Perú, Machu Picchu, combina cultura, aventura para quienes se animen al Camino del Inca y naturaleza por su maravilloso entorno.

Reconocida como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y como como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Machu Picchu (Perú) es la ciudadela inca más imponente. Tal vez por su maravilloso emplazamiento, la aventura del Camino del Inca o el paisaje que va mutando cuando viajamos en tren. Y porque nos hace retrotraernos en el tiempo para imaginarnos cómo fue la vida allí, a 2450 msnm.

Situada a 74 km. del centro de la ciudad de Cusco, en la provincia de Urubamba, las ruinas de Machu Picchu deparan diversas experiencias dependiendo la forma de acceso: el Camino Inca, una caminata de cuatro días perfecta para los turistas que buscan aventura; o a través del sistema de trenes que conectan la ciudad de Cusco con Machu Picchu Pueblo (Aguas Calientes).

Santuario Historico de Machupicchu

Entradas a Machu Picchu

Visitado cada vez por más turistas, el gobierno peruano estableció que las entradas a Machu Picchu se realicen por horas. El impacto de la pandemia puede modificar la organización, pero antes de ello había 9 franjas horarias en las que los turistas podían entrar (una por hora, desde las 6 hasta las 14). Cada grupo tiene una estadía máxima de cuatro horas y deberá estar acompañado de un guía certificado.

Hay tres tipos de entrada a Machu Picchu: una que solo incluye acceso al santuario, y las otras que también incluyen la subida a la montaña Huayna Picchu (la montaña de la mayoría de las postales del sitio) o la montaña Machu Picchu.

El camino del Inca

Es la ruta más popular para llegar al santuario de Machu Picchu. El Camino del Inca cubre un recorrido de 43 km., con una duración de 4 días y 3 noches, en que los turistas van haciendo paradas en los diferentes campamentos que se pueden encontrar en el camino.

GRANDE Machu Picchu 5.jpg
  • Día 1: Cusco -Wayllabamba (13 km.)

El Camino Inca comienza en el kilómetro 82 de la vía férrea que conduce a Machu Picchu (a 2 horas y 30 minutos en bus desde la ciudad de Cusco). Luego comenzará el ascenso hacia el valle de Cusichaca. El visitante recorrerá las ruinas de Llactapata (2.840 msnm.) hasta alcanzar el pueblo de Huayllabamba (3.057 msnm.).

  • Día 2: Wayllabamba-Pacaymayo (11 km.)

El segundo día es el más difícil debido a la exigencia física. El turista ascenderá hacia el Warmiwañuska (Paso de la mujer muerta). Este es el punto más alto del recorrido (4.215 msnm.) Desde este punto es posible divisar el recinto arqueológico de Runkurakay (3.760 msnm.)

  • Día 3: Pacaymayo-Wiñay Huayna (16 km.)

El tercer día el descenso será vertiginoso hasta el valle del río Pacaymayo. El tramo baja por una pendiente escalonada de casi 1.600 m. hasta el recinto de Sayaqmarca (3.625 msnm.) Aquí la vista es extraordinaria.

  • Día 4: Wiñay Huayna - Machu Picchu (3 km.)

El último día reserva algunos de los mejores momentos, como las ruinas incas de Phuyupatamarka y Wiñay Huayna. Al dejarlas se emprenderá un descenso gradual que se tornará más complicado al final. Finalmente, se arriba al Intipunku o Puerta del Sol. Desde allí se caminará por otros 30 minutos hasta la Ciudad Perdida de los Incas, Machu Picchu.

¿Qué ver en las ruinas?

Las visitas guiadas a las ruinas de Machu Picchu llevan a conocer atractivos emblemáticos.

FOTO GRANDE Machu Picchu 2.jpg

El Intihuatana, conocido como el “Reloj Solar” de los incas, es uno de los monumentos de piedra más visitados en Machu Picchu.

También se debe visitar la Puerta del Sol o Intipunku. Los turistas que hayan decidido tomar el Camino Inca llegarán por esta entrada al santuario histórico.

El tour no puede estar completo sin el Templo de las Tres Ventanas, con un muro donde sobresalen tres ventanas cortadas a la perfección, lo que da indicios de la experiencia de los incas en arquitectura.

Finalmente, los turistas pueden escoger entre subir a las montañas Huayna Picchu o Machu Picchu.

Temas relacionados