Por Zoom

Experiencias Airbnb: meditación guiada por un monje de Japón

En el espacio "Experiencias" que tiene Airbnb, un monje budista ofrece meditaciones guiadas para hacer vía Zoom. Te contamos cuánto cuesta y cómo acceder.

La herramienta de comunicación Zoom saltó al estrellato con la irrupción de la pandemia, utilizado para reuniones laborales, clases educativas, charlas de capacitación, encuentros con amigos y hasta para dar sesiones de meditación desde Japón. Kuniatsu es un monje budista que ofrece estas citas a través del catálogo de Experiencias” de Airbnb.

Para acceder a esta singular propuesta, que mezcla relax e introspección, sólo es necesario conectarse a través de un Zoom y contar con acceso al audio y video, ya que los encuentros son interactivos, con la posibilidad de comunicarse con el anfitrión y con otros participantes. Y abonar US$ 14 por persona, aunque cabe la posibilidad de contratar la meditación para un grupo cerrado de hasta 30 personas a US$ 229.

Con una duración de 60 minutos, disponible en inglés y chino, la meditación guiada consiste en un mantra de 20 minutos; una meditación de exhalación de 10 minutos; y para cerrar una ronda de preguntas y reflexiones sobre la práctica.

El “anfitrión” ofrece otros tipos de experiencias centradas en meditaciones: con una vela o un espejo, el Qigong, la copia de Sutra y la meditación de contar, una de las prácticas básicas del Zen.

“Soy monje budista desde hace casi 20 años. Trabajé en el templo Shitennoji durante 12 años como monje, haciendo meditación zen. He estado haciendo meditaciones guiadas para huéspedes de Experiencias Airbnb durante seis años, dando la bienvenida a casi 8.000 invitados”: así se presenta este anfitrión en el capítulo de Experiencias de la plataforma.

"Creo que la meditación es una de las mejores formas para que las personas encuentren una vida mejor a través de un cuerpo y una mente saludables”, agrega respecto a su propuesta.

Mientras que del lado de los usuarios, Nicole comentó: "No podía imaginar una mejor manera de comenzar esta nueva década -cumplía 30 años- que con una meditación que me dejó sintiéndome como una nube llena de sol. Tengo una ansiedad severa relacionada con el trastorno de estrés postraumático y nunca me había sentido tan asentada en mí misma".

Temas relacionados